Manual_es

Manual_eng

 

Introducción

Esta máquina la diseñé a finales de 1989, para evaluar el sonido en el proceso de mezcla y masterización, frente a la posterior reproducción en equipos comerciales. Todos mis trabajos han sido procesados por M.R.P. Temas como; The Grial Saint, Espiral, Así Me Gusta a Mí, Fever Sax, Bombas, etc., y de cualquier estilo, pasando desde la música clásica, electrónica o Jazz. Se han fabricado muchas unidades y trabajan con ella tanto home estudios, como profesionales. Al final he elegido este modelo por su diseño cómodo al ser de un tamaño mucho más reducido, para poder integrarse en cualquier mesa de trabajo, muy cerca del ingeniero de sonido.

Su filosofía se basa en la generación y emulación de ciertas curvas de frecuencia, reproducidas por los equipos domésticos y profesionales. Estas curvas nos servirán de gran ayuda para la escucha correcta en los altavoces de estudio, tanto de campo cercano como de medio campo, detectando las frecuencias complejas que nuestros oídos no perciben con altavoces de tamaño reducido, pero que si reproducen los equipos comerciales, como Club o P.A. y grandes monitores de estudio. De este modo aumentaremos considerablemente la precisión y calidad.

 

 

Mastering Reference Preamplifier 

En la actualidad el trabajo de producción musical “Mezcla y Masterización” se realiza por la misma persona, la cual controla todo el proceso desde la composición hasta el Master. Desde que comienza la mezcla escuchamos nuestro trabajo en plano, con altavoces de 5 a 8 pulgadas, y en condiciones acústicas diversas que siempre pueden ser mejorables. Lo recomendable es tener dos parejas de estos altavoces para comparar los diferentes planos que nos brindan. Los de 5 pulgadas auto amplificados, y es recomendable que los de 8” sean pasivos para masterización con etapa de potencia externa, para simular en gran medida el estándar hi-fi. También se consiguen muy buenos resultados con auto amplificados de 8” de gama media-alta. El problema que tenemos con los altavoces de campo cercano y medio campo en el estudio, es que la profundidad y los errores en frecuencias graves, y la estridencia en frecuencias agudas no es controlable (necesitaríamos altavoces de gran tamaño y un entorno acústico adecuado) por eso no escuchamos correctamente la amplitud de esas frecuencias, ajustando en exceso la gama extrema del espectro porque nuestro oído busca inconscientemente la respuesta de curva isofónica.

 

 

Trabajando con M.R.P.

El trabajo que realiza el M.R.P. es la escucha de frecuencias que reproducirían voluminosos altavoces de estudio y de sala de masterización. El M.R.P. detecta con muy poca presión acústica los excesos de sub armónicos 40-50-60Hz, de graves y graves-medios 125, 300, 500Hz, pudiendo perfilar correctamente bajos, bombos, percusiones, teclados, guitarras, etc., en la gama de 3000 a 8000Hz corrigiendo la centralización del sonido estridente consiguiendo el aplanado de cajas, charles, instrumentos armónicos, la corrección de las voces, etc., y en la gama de los ultra agudos hasta los 20000Hz para poder dar el afilado correcto. Nuestro fin es conseguir una mezcla equilibrada, gracias a la escucha correcta de las bandas de frecuencia que dan cuerpo y brillo a la música. Querer escuchar en plano esos graves y agudos es lo incorrecto.

Los grandes y caros altavoces empotrados de sala de control, son capaces de reproducir esas frecuencias graves y agudas, pues constan de control en los cortes de crossover pudiendo generar esas curvas de audibilidad que nuestro M.R.P. puede emularnos con muy poca presión acústica (alrededor de los 70 – 80dB) y con altavoces de tan solo 8” 

 

La mejor elección

El M.R.P. nos ayuda desde el principio, incluso en la búsqueda microfónica del sonido dulce en la etapa de registro, detectando frecuencias que retumban o tienen estridencia, pero que no detectamos en plano. Escuchando cualquier tema comercial ya sea pop, electrónica, jazz, etc., observamos que no se distingue prácticamente la estructura de los graves y el brillo de los agudos, estas frecuencias están prácticamente escondidas, pero muy equilibradas con respecto al resto del espectro. Esto es lo que se denomina sonido plano y es el que le da la consistencia y calidad a la mezcla, dando la apariencia de un todo, pero con la definición y densidad de todos los sonidos que la componen. 

Si pruebas en tu mezcla y mastering M.R.P. nunca podrás prescindir de él